11 | 03 | 2018

¿Por qué elegir ruedas de carbono?

- by nuestro #KYZRHero Romain Babin

Las ruedas son un elemento esencial de la bicicleta. Son las que van a entregar sus principales características a nuestra bici. En función del tipo de ruedas elegidas una bici puede ser más o menos dinámica, estable, rápida, maniobrable…

Históricamente, el material de las ruedas ha evolucionado con las mejoras de la ciencia. Mi abuela me habla siempre de su primera bici con ruedas de madera… A nivel un poco más competitivo aparecieron ruedas de acero y luego de aluminio. En las 2 últimas décadas el mundo del ciclismo se dio cada vez más cuenta de la importancia del aerodinamismo y aparecieron ruedas de carbono con perfil alto.

Ahora, cuales son las ventajas del carbono que hacen que los otros materiales vayan desapareciendo de las ruedas de competencia?

El peso:

      el carbono es un material muy resistente lo que hace que no sea necesario ocupar mucho para llegar a tener ruedas sólidas y así obtenemos ruedas más livianas. Este es un punto especialmente importante para los ciclistas tanto para los escaladores que siempre buscan afeitar gramos a sus bicis para llegar antes a la meta como para los que buscan poder seguir los cambios de ritmo con mayor facilidad. El peso es directamente relacionado a la inercia de la rueda. Mayor es el peso en rotación, mayor es la inercia. La inercia es algo muy negativo para una bici! Impide acelerar rápido, hace que la bici sea menos maniobrable y dificulta los frenados.
      Las ruedas de carbono son más livianas y como consecuencia permiten escalar y acelerar más rápido.

      Le rigidez

        • al nivel de las ruedas existen 3 tipos de rigidez distintos.
          La rigidez vertical. El hecho que la rueda no se deforme aplastándose con el peso del ciclista. Esto se logra generalmente sin ningún problema con todos los materiales de ruedas así que no entraré más en detalle sobre la rigidez vertical.
        • La rigidez rotacional. Es un punto especialmente importante para la rueda trasera. Se trata de que la fuerza rotacional que aplicamos al piñón se transmita sin perdida a la llanta y permita que avancemos. Esta rigidez depende mucho más de la calidad y disposición de los rayos que de la llanta en si así que nos vamos a enfocar más en el tercer tipo de rigidez:
        • La rigidez lateral. Esta rigidez está directamente vinculada al material de la llanta. Se trata de limitar las pérdidas en la transmisión de potencia evitando las deformaciones hacía los lados. Cuando uno va a ritmo constante en línea recta es un fenómeno que no tiene importancia. Pero en las curvas o al momento de ponerse de pie en los pedales esta deformación puede llegar a ser significativa disminuyendo el rendimiento y hacer que sea más difícil o imposible seguir la trayectoria deseada. El carbono es un material que permite construir llantas con una muy alta rigidez lateral y así tener un rendimiento óptimo.

        La forma

        es muy fácil dar al carbono cualquier forma: ángulo, curva, grosor, tratamiento de superficie… es un punto especialmente importante al momento de construir ruedas aerodinámicas. Para tener menor resistencia al viento las ruedas se construyen con formas más complicadas, con perfil alto, secciones en U, grosores distintos en distintos lugares para optimizar la rigidez manteniendo un peso bajo, llantas monobloc (o sea hechas de una sola pieza) … todo eso sería imposible de lograr con otros materiales. Las últimas generaciones de ruedas de carbono están construidas con formas que logran mantener la estabilidad de la rueda incluso con vientos laterales.
        Pero más allá de la forma general de la rueda, el carbono también permite construir detalles con un excelente acabado sin aumentar el peso, por ejemplo, los hoyos para los rayos o para la válvula pueden estar directamente construidos en la rueda y ya no hechos con taladro y así mantener la solidez de la llanta. También existe la posibilidad de efectuar tratamientos de superficies directamente en el molde de la llanta o en post producción para mejorar el flujo de aire en los flancos de la rueda o asegurar un frenado óptimo en todas condiciones climáticas.

        Para  resumir, las ruedas de carbono son más livianas, más aerodinámicas, tienen una mejor transmisión de potencia, son más sólidas y son más fáciles de maniobrar en las curvas.

            Qué estás buscando?